CUIDADO DE ANTEOJOS

 

Cuidado de los lentes

Desde el primer día que usa su anteojo, los lentes están expuestos a rayaduras, golpes, peladuras y otros factores que hacen que la superficie se deteriore y disminuya la transparencia, por lo tanto afecta su buena visión.   Siga estos pasos diariamente para mantener su anteojo limpio:

  • Meta el anteojo bajo un chorro de agua para quitar cualquier partícula que pueda rayar el lente.
  • Utilice jabón suave para quitarle la grasa y suciedad.
  • Séquelos suavemente con papel toalla, higiénico, kleenex o pañitos.
  • No los frote.
  • Nunca limpie los lentes con productos que contengan: amoníaco, acetona, alcohol o cloro.